Según algunos acudientes de estudiantes de un colegio de la ciudad de Ekaterimburgo, “las poses y las expresiones faciales (en las fotos) tienen una connotación sexual”, informa The Sun.

Por eso, según la mujer, el contenido de las fotos “puede afectar a los niños de mala manera”. Sin embargo, a la hora de revisar las fotos en el Instagram de la docente, en realidad no tienen ningún contenido sexual. En cambio, el atractivo físico de la mujer es evidente, y queda muy bien reflejado en las fotos.

Pronto, otros padres de familia vieron las imágenes y le pidieron al colegio que tomara medidas en el asunto. La institución, en efecto, consideró que las fotos eran inapropiadas, y le solicitó a Viktoria que las eliminara. La mujer, asombrada, se negó a borrar los registros, al considerar que no tenían nada de sexual. Además, dijo:

“Las imágenes solo muestran momentos de mi vida. No tienen ninguna otra connotación aparte de esa”.

La profesora también dijo que en ningún momentos les compartió sus fotos a sus alumnos. Por eso renunció, y dice que está buscando un trabajo nuevo.

 

Fuente.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here