En las calles de González Ortega y Caridad, del barrio de Tepito, en la Ciudad de México, se ofrecen a bajo costo botellas de tequila, brandy, ron y hasta champagne; pero su origen es de dudosa procedencia.

De acuerdo con el médico Manuel Grijalva, las bebidas adulteradas son un producto sumamente tóxico que puede provocar ceguera.

Expertos en bebidas sugieren analizar cuidadosamente el etiquetado y “seguros” de la botella.

Fuente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here