Proteger nuestro medio ambiente no requiere grandes esfuerzos siempre y cuando realices acciones como las siguientes y contribuyas a que, quienes no lo hacen por desconocimiento, se unan a la causa.

1. Tirando la basura en su lugar

En México diariamente se generan 102,895 toneladas de residuos, de los cuales, únicamente se recolecta el 83%, de acuerdo con información de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

2. Separando los residuos sólidos de manera correcta

En la Ciudad de México existen cuatro categorías para separar los desperdicios:

  • Orgánico (Residuos sólidos biodegradables como residuos de alimentos, por ejemplo).

  • Inorgánicos reciclables (materiales que se pueden reutilizar y reciclar como vidrio, plástico, aluminio).

  • Inorgánicos no reciclables (materiales que por su tamaño son difíciles de reciclar, como plumas o desechos médicos).

  • Manejo especial o voluminosos (Residuos electrónicos domésticos como pantallas, computadoras, lavadoras).

3. Haciendo un uso responsable de los recursos

Las empresas también ponen su granito de arena y la Industria Mexicana de Coca-Cola, por ejemplo, devuelve más del 100% del agua que utiliza en la elaboración de sus productos. Además, 31% de la energía eléctrica en sus plantas proviene de fuentes renovables.

Adquirir productos de marcas comprometidas con el medio ambiente es otra forma de contribuir a su conservación.

4. Cuidando a esa planta que aparentemente no tenía dueño

Las plantas nos aportan muchos beneficios tales como incrementar la humedad en el aire (hidrata mucosas, garganta y piel), reducir el estrés (mediante la jardinería como actividad lúdica), e incluso, sirven como medicina natural.

5. Eligiendo productos naturales

En el supermercado existen opciones de shampoo como Fructis, que además de que no contienen ingredientes de origen animal, utilizan otros provenientes de frutas como coco, limón y aguacate.

Fuente.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here