El trabajo es beneficioso para la salud mental, sin embargo, un entorno laboral negativo puede causar problemas físicos y psíquicos, señala la Organización Mundial de la Salud, que aboga por que las empresas apliquen medidas eficaces para promover una buena salud mental de sus empleados.

Según señala en una nota informativa, publicada con motivo del Día Mundial de la Salud Mental, el organismo internacional recuerda que poner en marcha iniciativas que mejoren la situación de los trabajadores supondría aumentar la productividad y reducir los costes asociados a las bajas laborales.

La depresión y la ansiedad tienen unas repercusiones económicas importantes, se ha estimado que cuestan anualmente a la economía mundial mil millones de euros en pérdida de productividad. Además, un estudio reciente dirigido por la OMS se estimó que por cada dólar invertido en ampliar el tratamiento de los trastornos mentales más habituales se obtuvieron 4 dólares en mejora de la salud y la productividad.

Por este motivo, considera “importante” la formulación de leyes, estrategias y políticas gubernamentales. “En un lugar de trabajo saludable, los trabajadores y los directivos contribuyen activamente a mejorar el entorno laboral promoviendo y protegiendo la salud, la seguridad y el bienestar de todos los empleados”, advierte.

Fuente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here