El crecimiento de los empleos en México durante este año es atípico, tomando en cuenta la tasa de expansión de la economía, y aunque es positivo, no necesariamente refleja que haya más puestos de trabajo disponibles, ya que la informalidad registra una tasa alta si se compara con otros países de América Latina que tienen un PIB per cápita similar al caso mexicano, acotó el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

David Kaplan, especialista sénior en mercados del BID, apuntó que “México sigue siendo un país de alta informalidad, ha habido una pequeña mejora si vemos el inicio del sexenio, pero 58 meses después sigue alta la informalidad y es más alta que en países de la región con un PIB per cápita similar como son Brasil o Costa Rica”.

En un taller organizado por el observatorio México ¿Cómo vamos?, indicó que en esta administración la tasa de informalidad fue de 59.6 por ciento, porcentaje que bajó a 56.5 por ciento al segundo trimestre de 2017.

El especialista del BID precisó que si bien ha habido un aumento récord de empleos en esta administración, de acuerdo con cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la realidad es que el mercado laboral “no se ha transformado” porque la informalidad sigue muy alta, cuando debería estar en niveles de 30 a 40 por ciento.

“Tenemos el mejor sexenio en cuanto al aumento de empleo con IMSS, el crecimiento del empleo es atípico desde 2013 y ha crecido casi al doble que la economía general, pero la informalidad sigue siendo muy alta, no hay aún una transformación del mercado laboral”, expuso Kaplan.

El analista señaló que a partir de 2012 México ha registrado la mayor expansión del empleo en por lo menos 20 años, pero eso no se ha traducido completamente en nuevos puestos de trabajo o mayores salarios a los trabajadores.

Fuente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here