Entre las actividades que solía tener un fotógrafo del Departamento de Energía, como lo era Simon Edelman estaba el asistir a las reuniones con el secretario Rick Perry para tomar fotografías que posteriormente se usarían para cuestiones oficiales. Ahora, perdió su empleo y está buscando la protección que se otorga a los delatores después de filtrar fotografías de Perry reuniéndose con un importante donador del presidente Trump de la industria energética.

Simon Edelman, Dept. of Energy via AP

Antes de que digas que hay de trabajos a trabajos, no existe un trabajo menos importante, el formar parte de un organismo hace que cada elemento del mismo sea igual de importante (con diferentes sueldos, pero elementales, a fin de cuentas), es así, que nuestra incorporación se hace en base a la confianza, por lo que es tanto moral como ético no sacar información de nuestra empresa, compañeros de trabajo o jefes.

Volviendo al caso, a finales del año pasado, Edelman relató que compartió fotos con periodistas que tomó en una reunión privada entre Perry y el donador a la campaña, Robert E. Murray, jefe de una de las empresas mineras de carbón más grandes del país, Murray Energy. En una foto aparecen los dos hombres abrazados, en otra, captó la cubierta de un “plan de acción” confidencial que Murray llevó a la reunión que se efectuó el pasado mes de marzo, en el que solicita políticas y cambios regulatorios que fueran amigables para la industria del carbón.

El Departamento de Energía rechazó discutir sobre las circunstancias que rodean el empleo de Edelman, el estatus de las fotos o los detalles de su queja, sin embargo, una portavoz catalogó sus acusaciones como “ridículas”. Después de que el senador, Sheldon Whitehouse, demócrata de Rhode Island, se enterara del incidente, su oficina contactó a Edelman, quien también le hizo llegar su queja al senador Bernie Sanders, independiente de Vermont, quien es un vecino en Washington. Fue Whitehouse quien proporcionó el memorándum aparte de Murray Energy al Times.

Los empleados federales no deben ser despedidos de sus trabajos”, dijo Sanders en un comunicado. “El Departamento de Energía debe investigar por qué Edelman fue despedido”.