Seguramente has escuchado la leyenda urbana que dice que la coca de vidrio sabe mucho mejor, y que aunque el producto sea el mismo en lata, plástico o bolsa, al parecer no tiene el mismo efecto.

Como siempre la ciencia al rescate decidió sacarnos de la duda y esto fue lo que dijo:

La bioquímica y fundadora del laboratorio “Ciencia por Diseño”, Sara Risch, estudió los factores que afectan el sabor de la bebida relacionados con la exposición al calor, luz solar y el tiempo de almacenaje. No solo eso, el tipo de envase influye, debido a reacciones químicas que interfieren con el sabor de la misma.

Así, cada tipo empaque afecta de distinta forma a la Coca-Cola:

Plástico: El acetaldehído, que es un material para elaborar las botellas, se transfiere al refresco, lo que hace que su sabor sea más dulce.

Lata: El aluminio tiene un polímero que prácticamente absorbe el sabor azucarado de la bebida.

Vidrio: La composición de este material es lo más cercano a algo “neutro”. Por este motivo, cuando tomamos la bebida en botellas de vidrio, es lo más cercano a hacerlo con la receta original e inalterada.

via GIPHY

Ahora, ya con el soporte cientifico puedes afirmar con toda seguridad que la coca en botella de vidrio sabe mucho mejor.

via GIPHY

Con información de Excelsior