Te ha pasado que faltan tres días para recibir la próxima quincena y, ¿ya no tienes dinero ni para comprar un vaso de café? ¿Y para tu desgracia llego el próximo pago de tu tarjeta de crédito y no te alcanza ni para el pago mínimo? ¡Pff! Aquí te decimos qué debes hacer.

En los peores de los casos muchos desde el día 12 ya se están “tronando los dedos” para enfrentar los gastos de comida, transporte, servicios y pago de tarjetas de crédito que, muchas veces, coinciden con el final de dicho periodo.

Lo peor, es que ante tales condiciones a gran parte de los mexicanos le es difícil ahorra dinero y “todo se les va” sin poder cumplir con sus compromisos o metas de gasto o consumo.

Pero ¿Qué hacer para estirar la quincena?

Si este es tu caso, no te preocupes. Para estirar la quincena y llegar a tu próximo depósito de nómina sin sobresaltos, el sitio finanzaspracticas.com.mx y la Condusef te recomiendan:

1. Realiza un examen de conciencia

Haz memoria y anota los siguientes datos: cuántos días te duró esta quincena, cuántas veces echaste mano de las tarjetas de crédito y cuántas ocasiones repetiste en tu memoria “tengo que dejar de gastar tanto en productos que no necesito”.

Si respondes con la verdad, podrás dimensionar el tamaño y las consecuencias del problema que enfrentas, lo cual te ayudará a tomar las primeras decisiones.

2. Dimensiona el problema

En un cuaderno, en un archivo de la computadora o a través de tu celular organiza un reporte y divídelo en tres columnas: en la primera anota los días de la semana; en la segunda, el concepto de gasto (renta, alimentos, recibo del teléfono, transporte, y todas las cosas en las que inviertes tu quincena); y en la tercera, coloca la cantidad que desembolsaste en cada caso.

Es necesario registrar todo; hasta las deudas y el último peso que sacaste para los cigarros, garnachas, propinas o para el viene viene y los pedigüeños.

3. Sé honesto y elimina lo innecesario

Una vez que hayas llenado el listado anterior, es necesario que revises a detalle en qué cosas compras, pagas, depositas y despilfarras tu dinero.

Al hacerlo, debes ser honesto para subrayar o tachar todos los gastos innecesarios, las compras por impulso y todo aquello que, de centavo en centavo, hace que el depósito de tu quincena dure siete, 10 o 13 días.Debes olvidarte de las justificaciones y ser autocrítico para reconocer dónde están las fugas.

4. Tacha todo lo que genere deudas

Para hacer que la quincena te dure es indispensable tachar o reducir las compras compulsivas, el uso de las tarjetas de crédito y todo lo que signifique endeudarte más, hasta rescatar –por lo menos– 30% de lo que ahora gastas.

Recuerda que organismos como la Condusef recomiendan que, precisamente 30% del ingreso, esté libre para cubrir áreas como esparcimiento, ropa, gadgets y hasta vacaciones.

5. Surte y organiza mejor tu despensa

El 30% de los alimentos termina en la basura o se echa a perder en el refrigerador porque compras de más o no revisas tu alacena para ver qué productos requieres.

Lo mejor es hacer una lista, comprar lo necesario, dividir las verduras, frutas y carnes en porciones (una por cada día y congelarlas si es indispensable. Esto puede ayudarte a rescatar entre 10 y 30% de lo que hoy destinas a dichos rubros.

6. Ahorra energía y recursos

Economiza gas, agua, teléfono e Internet. Apagar los interruptores, desconectar aparatos que no utilizas y cambar los focos tradicionales por lamparas ahorradoras elimina entre 5 y 15% del costo de tu recibo de luz.

De igual forma, si empleas regaderas, llaves e inodoros ahorradores y al cocinar tapa las cacerolas y usa recipientes que distribuyan el calor es posible dejar de gastar algunos cientos de pesos en agua y gas LP o natural.

7. Redacta una nueva historia

Si notas que en tu lista no existen rubros como ahorro, seguros, mejoras para el hogar o inversiones, es momento de agregarlos. Si cumples con los puntos anteriores podrás administrar mejor tu dinero y generar ahorros.

Es indispensable hacer un esfuerzo y destinar por lo menos 10 ó 15% a tales rubros, para lo cual debes reescribir tu diario de gastos, con el fin de liberar la mayor cantidad posible a tales conceptos.

Sólo recuerda que no debes castigarte, si para ti es importante comprar café de máquina o cigarros, inclúyelos en la lista y elimina otro concepto no prioritario.

Ya tienes los mejores consejos para ya no repetir esa historia estresante de los 3 días antes de que la quincena llegue. Empieza lo antes posible.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here