La propagación del coronavirus COVID-19 sin duda nos ha recordado a la película de Steven Soderbergh estrenada en 2011, con guion de Scott Z.

En este filme, Burns contaba de forma realista las catastróficas consecuencias de una pandemia vírica que se extendía por todo el planeta tras originarse en China. Y Gwyneth Paltrow interpretaba a la primera víctima.

En plena eclosión alarmista ante la extensión de nuevos casos de coronavirus por Europa, la actriz ha recordado su participación en el filme coral (otra cosa será si se acuerda de todos sus compañeros de reparto).

En la última actualización de su perfil de Instagram aparece ataviada con una mascarilla como medida de prevención contra el coronavirus con motivo de un inminente viaje a Francia.

“De camino a París. ¿Paranoica? ¿Prudente? ¿En pánico? ¿Plácida? ¿Pandemia? ¿Propaganda? Paltrow simplemente va a dedicarse a dormir en el avión con esta cosa puesta. Ya he estado en esta película”, escribe Gwyneth Paltrow junto a su selfie enmascarada.

Aunque los dos últimos consejos de la actriz son especialmente valiosos y recomendables para evitar la propagación del coronavirus, recordamos que la Organización Mundial de la Salud y el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias no recomiendan a día de hoy el uso de mascarillas para protección entre la población general.

Las mascarillas en ningún caso evitan el riesgo de contagio, pero su uso sí es recomendable, en cambio, para quienes sospechen que pueden estar afectados para evitar así la diseminación del virus.