Jose Antonio Meade ha sido «vendido» por el PRI como un ciudadano cualquiera. Varios medios de comunicación se han dedicado a contar en sus páginas la vida y obra de José Antonio Meade Kuribreña. Que si comió con tal o cual político, que si viajó en automóvil con Aurelio Nuño, que si el realmente es el Macron mexicano, que si viaja en Metrobús y metro en fin.

Sin embargo, las críticas no han venido de parte de la oposición o de los medios. Vinieron por parte de uno de los suyos: Ernesto Castillo Rosado, dirigente estatal del PRI en Campeche, pidió que a los candidatos presidenciales se les apliquen exámenes toxicológicos y de salud mental.

El líder priista, incluso, propuso que Meade Kuribreña fuera el primero en aplicarse las pruebas. Ahí todo bien. Después, Castillo Rosado regó todo el tepache y afirmó: “tenemos la convicción de que el primero que se sometería a estos exámenes y que saldría positivo en todos y cada uno de ellos en nuestro candidato”.

 

Aquí el video compartido por Ruido en la Red:

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here