Cada vez son más los Godínez que asumen esta tarea de hacerse el lunch, y que tienen la cocina , y no solo la gastronomía, entre sus mayores aficiones.

Supongamos que pueden tomar como excusa el Día del Padre para agasajar a nuestros seres queridos. La lista de regalos relacionados con la cocina es interminable, y para todo tipo de bolsillos, pero hoy nos centramos en cacharros más o menos tecnológicos.

El mundo de las herramientas de cocina está lleno de cacharros un tanto inútiles, por eso os aseguramos que cualquiera de los regalos aquí propuestos sirven para algo además que para ocupar espacio. Palabrita.

Una buena báscula / Ajustar bien las medidas de una receta es la mejor forma de asegurarnos de que esta sale bien. Si tienes una buena báscula analógica no hay ninguna razón para prescindir de ella, pero si está un poco vieja o rota, hoy en día es mucho mejor optar por una báscula digital, que suelen tener más precisión y, además, permiten restar recipientes, lo que es muy cómodo.

Esta báscula digital es la más vendida en Amazon, y puede pesar de 5 gramos a 5 kilogramos. Más que suficiente para la inmensa mayoría de recetas.

Soplete / En comparación con otras herramientas y gadgets más caprichosos, el soplete no ocupa tanto espacio y es muy sencillo de utilizar. Imprescindible para quemar el azúcar y formar esa crujiente costra típica de la crema catalana, también nos sirve para limpiar aves, caramelizar, flambear, derretir, gratinar y tostar, en platos dulces y salados. Es, en definitiva, mucho más útil de lo que parece.

No hay que gastarse casi dinero para tener un soplete estupendo para uso cotidiano, con bloqueo de seguridad, llama ajustable hasta alcanzar más de 1300ºC y gran capacidad de funcionamiento.

Un termómetro para asados nos permite conocer la temperatura que se alcanza en el interior de una pieza de carne (o pescado), para asegurarnas de que está bien hecha, pero jugosa, antes de sacarla del horno.

Aunque hay termómetros muy sofisticados, que incluso mandan la información al móvil, en este caso es casi mejor optar por un modelo analógico, mucho más robusto y que nos da toda la información que necesitamos, como este de la prestigiosa marca WMF.

Picadora / La picadora es un instrumento de toda la vida que, de un tiempo esta parte, ha desaparecido de muchas casas en favor de los robots de cocina, que, a priori, cumplen esta tarea. Esto ha hecho que en muchas casas se use un instrumento que pude costar 1000 euros y ocupa muchísimo espacio para hacer tareas para las que basta uno que no llega a 40.

Tengas o no robot de cocina, una buena picadora, como la legendaria 1, 2, 3 de Moulinex, es un instrumento súper útil para tener siempre a mano, que se lava enseguida y no requiere tanto despliegue.

Anova / Hace décadas que la cocina a baja temperatura revolucionó la alta cocina, pero solo hace unos años que esta tecnología ha llegado a los hogares a un precio asequible. Este instrumento de la marca Anova –que consideramos la mejor opción disponible hoy en el mercado– permite cocer todo tipo de alimentos envasados al vacío o en bolsas herméticas controlando continuamente la temperatura, algo fundamental en este tipo de cocina.

Este modelo incluye conexión wifi, lo que permite controlar la cocción en remoto en todo momento. Con la aplicación de Anova, además, se pueden elaborar recetas concretas.

Las envasadoras al vacío son casi imprescindibles si queremos adentrarnos en el mundo de la cocina sous vide, tan de moda en los últimos años, pero son una herramienta mucho más útil de lo que parece para conservar, tanto en la nevera como en el congelador, todo tipo de alimentos.

A la hora de elegir un modelo es importante que nos aseguremos que cuenta con un portarollos –la forma más económica de envasar– y un cutter para cortar las bolsas a nuestra medida. Este modelo de la marca Bonsenkitchen cumple con todos los requisitos, y es además muy asequible.

Las ollas de cocción lenta son muy populares en Estados Unidos, pero desde hace unos años están llegando a España y, la verdad, son un gran invento. Ideales para hacer estofados y legumbres (y en general toda preparación que requiera un largo cocinado), se puede dejar funcionando por la noche para encontrarnos por la mañana un guiso de categoría.

Aunque hay alguna otra marca, Crock-pot domina por completo el mercado. Hay muchos modelos, pero este, con forma ovalada y una capacidad mayor, es ideal para cocinar en familia, y permite entrenerse asando piezas enteras, preparando, por ejemplo, un exquisito pulled pork.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here