Eres un oficinista y seguramente tu propósito es mejorar tu condición profesional. Esto te va a interesar.

¿Quieres darle un empujón a tu desempeño profesional? Aquí podrás encontrar algunos consejos que te ayudarán a convertirte en un mejor oficinista en 2018.

Te dejo los mejores consejos:

  • Automatización de tareas

Hoy en día el uso de servicios informáticos para automatizar procesos de cualquier negocio es una tendencia que va en aumento y que deberías aprovechar para mejorar tu productividad, simplificar la solución de problemas, reducir costos e incluso optimizar la calidad de los servicios que brindas.

  • Capacitación constante

Debes saber que mantener una preparación y actualización de conocimientos permanente es fundamental para tu crecimiento profesional, pero también para el desarrollo integral de tu persona. Si tu empresa no promueve programas de este tipo, atrévete a sugerirlo o a buscar opciones por tu cuenta.

Si cuentas con las habilidades necesarias para tu trabajo garantizará una operación eficiente y un ánimo optimista. Además te mantendrá motivado y es una gran opción para relacionarte con otros profesionales. Seguro que vale la pena sacrificar unas horas de tu tiempo libre para acudir a cursos o diplomados. Además hay muchas opciones gratuitas en Internet.

  • Comunicación asertiva

Consiste en adoptar una actitud personal positiva al relacionarse con tus compañeros de trabajo, expresando opiniones y valoraciones específicas, sin caer en descalificaciones, reproches o enfrentamientos. El objetivo es expresar mensajes con palabras y gestos que transmitan claridad y empatía.

El alma de esta técnica es poder conectar con tus propias necesidades y las de los demás para encontrar puntos de acuerdo.

  • Construcción de un buen clima laboral

Ten en cuenta que es muy importante que promuevas valores positivos en tu lugar de trabajo, como la tolerancia y la armonía. El trato digno entre colaboradores y hacia la clientela proyectará una imagen positiva de la compañía en general y también de tu persona.

Reconocer los aciertos de tus colegas y tener muestras de agradecimiento por su destacada labor, son gestos de liderazgo que alientan a los demás a dar su mayor esfuerzo. Además, demostrar este tipo de actitudes te hará sobresalir ante los ojos de tus superiores, lo cual puede abonar a ser considerado para un ascenso.

  • Adopción de hábitos saludables

Cosas tan básicas como mantener ordenado tu lugar, pulir tu imagen personal o incluso procurar una dieta más saludable pueden mejorar tu rendimiento. La clave en este punto es cumplir acciones pequeñas pero decisivas y ser persistente en ello, hasta lograr que se conviertan en hábitos o conductas permanentes.

¿Qué tal estos consejos? ¿Estás dispuesto a aceptar el reto y ponerlos en práctica para convertirte en un mejor empleado?

Fuente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here