Ante la inminente expansión de coronavirus en México, Hugo López-Gatell, subsecretario de prevención y promoción de la salud, presentó la Jornada Nacional de Sana Distancia, que consta de una serie de recomendaciones para evitar la propagación entre connacionales del COVID-19.

Esta jornada, que tendrá lugar desde el lunes 23 de marzo hasta el domingo 19 de abril, consta de cuatro puntos específicos del cual derivan una serie de mecánicas que reducen los contagios de esta enfermedad:

1.- Medidas básicas de prevención

2.- Suspensión temporal de actividades no esenciales

3.- Reprogramación de eventos de concentración masiva (mayores a 5 mil personas)

4.- Protección y cuidado de las personas adultas mayores (el demográfico más vulnerable)

Esto significa que, en lo relacionado al punto 2, se suspenderán las clases a nivel básico en todo México y un gran número de trabajadores deberán de realizar sus responsabilidades desde casa (Home Office). Ante este panorama y el hecho de que la mayoría de los empleados no están acostumbrados a trabajar desde sus domicilios, Infobae presenta un decálogo de distintas técnicas que te podrán ayudar a incrementar tu productividad laboral durante la cuarentena que terminará en la tercera semana de abril.

01.- Acondiciona un espacio de trabajo cómodo / Antes de que llegue el día en el que no salgas de tu hogar para trabajar, adelántate a la situación y prepara tu lugar idóneo de producción. Debes de pensar que ese espacio preponderantemente debe de cumplir con las funciones de tu oficina; es decir, no debe de ser un lugar “muy cómodo”. Así que olvídate de llevar tu laptop a la cama o al sillón. Debe de ser un área en la que tu atención pueda ser enfocada a tus metas y deberes. En la medida de lo posible debe de ser un lugar aislado del resto de los espacios comunes de tu casa; evita trabajar en la sala, el cuarto de TV, el comedor o cualquier lugar en el que transite cualquier familiar o roomie. Lo recomendable es utilizar un cuarto de estudio o, en su defecto, una alcoba propia.

02.- Horarios específicos / Recuerda que así como tienes un horario de trabajo dentro de una oficina, vas a tener un horario de productividad en tu casa. Eso quiere decir que tus responsabilidades no dejarán de ser medibles por algún superior. En este punto es sugerible establecer un horario específico, en el que puedas medir tus avances cada dos horas, esto con la finalidad de que te concentres en lapsos específicos y no pierdas de vista tus metas.

03.- Metas específicas cada día / Establece un método estricto de producción con antelación diaria. Lo ideal es que en la noche dediques al menos cinco minutos de estratificación de tus responsabilidades: dar seguimientos a pendientes y establecer propuestas en tu jornada del día siguiente.

04.- Estratifica prioridades / Cuando estés definiendo tu plan de trabajo, destaca cuáles son las prioridades que te competen, en otras palabras, prioriza qué debes hacer cuanto antes en relación a tus objetivos.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here