Cenizas a las cenizas. Polvo al polvo. Como este balón que se lanzó hacia la gloria, pero fue detenido por los crueles caprichos de la Madre Naturaleza, todos regresamos a nuestro origen.

O, quizá, este hombre sólo se divierte por su cuenta jugando con la pelota. ¡Linda semana!

 

Fuente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here