El regreso a las salas cinematográficas de todo el mundo ya no será igual que antes debido a la pandemia de coronavirus (COVID-19). Es por ello, que países como Corea del Sur han comenzado a visualizar el futuro sobre cómo será este retorno y por ello ya están implementando/ensayando una prueba denominada «sin contacto».

De acuerdo con Variety, la exhibidora CJ CGV Cinemas con sede en la isla de Yeouido se ha convertido en un cine completamente «sin contacto» desde el mes de abril. Justamente para apaciguar el temor del público local respecto al contacto físico y a la aglomeración de gente, se optó por estos siguientes cambios:

Reemplazar al personal humano por robots con Inteligencia Artificial (IA, por sus siglas en inglés)

– Quioscos automatizados con reconocimiento de voz.

– Servicios a través de aplicaciones móviles.

– De esta manera, los asistentes a las salas de cine ya no tendrán que tener algún contacto con el personal para reservar, recoger y escanear sus boletos.

Asimismo, para el área de alimentos, botanas y dulcerías se hizo lo siguiente:

Reemplazo por cajas de recolección que funcionan a partir de tecnología LED, las cuales entregan los pedidos provenientes de la aplicación móvil de la exhibidora CGV.

Por último, se notificó que para adquirir entradas para películas que no son aptas para todo tipo de público, el sistema solicitará escanear identificaciones oficiales. Sobre la situación de los asientos, Forbes señala que la cadena de cines planea reducir la capacidad de espectadores, en otras palabras, «asientos alejados».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here