Acabar con un huevo kinder en la vagina es uno de los hechos más sorprendentes que Adam Kay, médico de profesión ha plasmado en su libro. Entre otros claro. Nosotros nos adelantamos y les ofrecemos toda la información de este caso. Es sencillamente sorprendente.

Adam Kay, un médico y cómico inglés, ha publicado un libro sobre las anécdotas más divertidas y disparatadas que ha vivido durante sus años como médico residente. Ha recopilado un montón de historias sobre pacientes y compañeros de trabajo en el libro Esto va a doler – Historias disparatadas de un médico residente.

El libro aglutina los casos médicos más surrealistas. Entre ellos se encuentra el caso de un muchacha que quiso pedirle matrimonio a su novio de una manera muy original (y húmeda).

La mujer guardó el anillo de compromiso dentro del envase amarillo que guarda los juguetes que regalan dentro de las conocidas chocolatinas Huevo Kinder. Una vez cerró el envoltorio con el anillo dentro, se lo introdujo en la vagina.

Su idea era proponer a su chico que “encontrase el tesoro” buscando con sus dedos. Y claro… Encontrarlo lo encontró, pero no fue capaz de sacarlo. “Hay que destacar que ella tenía tantas ganas de mantener la sorpresa que no le dijo qué había hecho ni por qué”, cuenta Kay en el libro.

El objeto quedó atascado en la cavidad vaginal de la mujer. Tras varios intentos de sacarlo, sin éxito, la pareja decidió acudir al hospital, donde les atendió el cómico (ahora escritor) Adam Kay.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here