Según Crunchyroll (vía io9), el socio de Miyazaki Toshio Suzuki ha revelado en una rueda de prensa algunos detalles del acuerdo que ha incorporado el catálogo de Ghibli a los de HBO Max (en EE UU y Japón) y Netflix(en el resto del mundo). Según el veterano productor, el estudio venció su hostilidad a los formatos domésticos por una razón muy sencilla: “Ganar dinero para hacer películas”.

“Miyazaki está preparando un nuevo filme [Cómo vivís] y eso necesita tiempo y, por supuesto, dinero”, prosiguió Suzuki. Pero, para dar luz verde al acuerdo con las plataformas, el estudio necesitaba la aprobación de Hayao Miyazaki. Y conseguirla fue difícil, no porque al director de El viaje de Chihiro le desagradase la posibilidad, sino porque se mantenía felizmente al margen de la tecnología moderna.

“Miyazaki no sabía lo que eran las plataformas de VOD. No tiene ni ordenador ni smartphone”, afirmó Toshio Suzuki. Pero más le vale enterarse, porque el productor también adelantó que Ghibli producirá en un futuro películas para Netflix. “Como cineasta, aunque creo que los cines y el dvd siguen siendo importantes, creo que la distribución digital también lo es”, explica. Habrá que ver la opinión al respecto del máximo creador de su estudio.