Javier Hernández afronta un trance. En Londres, Chicharito vuelve a tener un cargo como suplente. El mexicano dejó al Manchester United para desligarse de ese cometido. En el Real Madrid su situación se agravó al pasar media temporada como el eterno sustituto. Fue en el Bayer Leverkusen cuando tuvo la atención que añoraba. Por dos años desplegó su artillería como delantero. En cinco meses está arrinconado en el West Ham.

El equipo londinense ganó este martes frente al West Bromwich 2-1, uno de sus rivales inmediatos en la batalla por no caer en la segunda división, con un doblete de Andy Carroll. El entrenador David Moyes le otorgó algunos minutos, 18, al mexicano para estrenar sus botines de 2018 con gol. Se mostró con un centro y un par de faltas ganadas, poco más.  «Me encanta el fútbol y quiero ser lo más profesional posible, tanto dentro como fuera del campo, si me dan un minuto o 90 minutos», dijo el mexicano en una entrevista ofrecida a su club.

Hernández se convirtió en el fichaje mediático de los hammers por encima del argentino Pablo Zabaleta y del austriaco Marko Arnautovic. Los planes para el West Ham estipulaban aspirar a los puestos de Europa League. Tras la primera parte de la Premier League el equipo londinense está ubicado en la plaza número 18 de 20, lo que determinaría su descenso para la siguiente campaña.

Chicharitoampliar foto
Hernández (d) durante los entrenamientos previo al duelo contra el West Bromwich. J. SIBLEY REUTERS

El West Ham inició la temporada bajo las directrices de Slaven Bilic. El croata había dirigido al equipo durante los pasados dos años y, tras una serie de malos resultados, le despidieron. Su plan quedó cortado. La directiva se planteó como sustituto a David Moyes, el hombre que no pudo ser el heredero de Alex Ferguson en el Manchester United. Su llegada supuso una confrontación con Chicharito, a quien relegaba. Uno de los momentos más tensos fue cuando Moyes necesitaba de un delantero y, en vez de emplear al mexicano, mandó como atacante al mediocampista Marouane Fellaini.

Chicharito, antes de la llegada del escocés que también dirigió a la Real Sociedad, era confiable en las alineaciones. Con cuatro goles en 14 juegos aparentaba a acumular más y luego se lesionó en un partido con la selección de México frente a Bélgica. De manera paralela, el club anunció a Moyes como su nuevo entrenador. «Si le preguntas a todos los futbolistas de todo el mundo, te dirán que no quieren estar en el banquillo», comentó Hernández.

El delantero se suma a la lista intangible de futbolistas incógnita ante los preparativos del Mundial de Rusia 2018, quienes tienen o tendrán un parón de actividades. Los hermanos Giovani y Jonathan Dos Santos tras acabar la temporada con el LA Galaxy y Carlos Vela, quien dejó San Sebastián para esperar hasta marzo para jugar en la Major League Soccer de Estados Unidos. Chicharito quiere saciar su apetito goleador y ser titular en la Copa del Mundo, pero primero en el West Ham.

 

 

Fuente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here