Presumiendo sus planteles «galácticos» en la toma de la fotografía oficial del Torneo Clausura 2018, los equipos regios se alistan para enfrentar este fin de semana, en la Jornada 6, a dos escuadras que normalmente han sido protagonistas en el futbol mexicano.

Tigres y Rayados, cuyos valores de mercado total ascienden a 85 y 57 millones de dólares, respectivamente, las dos cifras más altas entre los equipos de la Liga MX, hicieron «click» ante las cámaras con el prestigio que han logrado en los últimos años, pero que deberán seguir plasmando partido a partido.

Y para empezar pronto, este sábado persiguen un récord ante América y Toluca, respectivamente.

Mientras que la UANL buscará acrecentar la racha a 20 duelos sin derrota en casa, Rayados intentará terminar con la paternidad de los Diablos en «el infierno», donde tienen más de 11 años sin poder ganar.

Para seguir manteniendo imbatible su estadio, Tigres no la tiene sencilla, pues por lesiones no contará con dos elementos titulares: Jorge Torres Nilo y Javier Aquino, dejando desprotegido el lado izquierdo, zona en la que tendrá que improvisar en su parado táctico.

Mucho se ha hablado en últimos días sobre la rivalidad que ha ido creciendo entre Tigres y América, a tal grado de que algunos se han atrevido a llamarlo Clásico.

Y es que se trata de un partido en el que ambos equipos tienen cuentas pendientes.

Han disputado tres finales en los últimos cinco años (dos de Liga MX y una de Concachampions). Incluso, entre planteles es inevitable hacer el comparativo.

Ambos han invertido fuertes cantidades económicas, los dos cuentan con un jugador francés de élite, tienen entrenadores que ya los hicieron campeones y hasta en la portería ambos cuentan con un guardameta de la Selección Argentina.

Desafío ´infernal´ Solamente una vez, en toda la historia del futbol mexicano, Rayados ha logrado ganarle al Toluca como visitante, pero llega a este duelo con una estadística que puede contrapuntear lo antes mencionado, ya que los albiazules están enrachados fuera de casa al haber ganado en sus dos salidas que han tenido en este torneo, ante Veracruz y Chivas.

Por su parte, el Toluca llegará a este encuentro precedido de dos empates, además aún no sabe lo que es ganar como local en este torneo, razón que tendrá a los Diablos más enfurecidos que de costumbre.