El reconocido productor y DJ ha develado su táctica para ganar el Grammy de Mejor Productor del Año: dejarse crecer la barba. El premio finalmente recayó en Greg Kurstin.

 

Mediante un tweet el DJ informó su estrategia fallida a todos sus seguidores: “El año pasado me dejé crecer la barba con la intención de ser tomado en serio por los Grammys. Funcionó en cierta medida: mi nominación al Productor del Año llegó y me alegré de que la barba funcionara tan bien como esperaba”, confesó el músico. “Pero desafortunadamente, aprendí que incluso una nueva barba tiene sus limitaciones. Este sábado perdí ante el increíble Greg Kurstin. Una barba sólo puede llevarte así de lejos. Una lección importante que aprendí y estoy feliz de compartirla con ustedes, gente buena”.

El premio finalmente se lo llevó Greg Kurstin, quien ha producido a Foo Fighters y a Liam Gallagher. Harris se ganó el Grammy en la ceremonia de 2013 como “Mejor Video versión corta” por We Found Love en colaboración con Rihanna.

Esta vez participaba como productor de su Funk Wav Bounces Vol. 1, del cual se desprende Feels con Katy Perry, Pharrell Williams y Big Sean: