El actor de la comedia musical Glee, Mark Salling, se declaró culpable en el caso que lo acusa de posesión de pornografía infantil, por lo que se arriesgaría a una pena de prisión de entre cuatro y siete años.

Según constató el sitio The Hollywood Reporter, el intérprete de Noah Puckerman en la serie de Fox, admitió que en el 2015 por varios meses se dedicó a descargar cientos de imágenes de contenido pornográfico que involucraba a menores de edad.

Hace dos años, la policía le halló unas 25.000 imágenes y 600 videos de pornografía infantil, además de 29.000 fotografías eróticas de niños, razón por la que fue detenido en Los Ángeles.

Fuente.