Tener amigos en el trabajo es una buena idea, siempre que sea alguien a quien respetes y en quien puedas confiar.

Definitivamente el compañero con quien compartes la oficina a diario es esencial para tu salud, felicidad y productividad, cuando es imposible tener una buena relación con uno (o varios) de tus compañeros, o hay algo que no acaba de gustarte, el estrés puede aumentar y no será nada bueno para ti.

Aquí tienes cinco señales de que no puedes confiar en un compañero de trabajo:

1.- Le interesa más su propio éxito que el de la empresa

Es cierto que a todos nos importa a dónde nos dirigimos y cuándo obtendremos el aumento que merecemos. Pero cuando trabajas con alguien que valora su éxito al grado de volverse competitivo y hasta destructivo, hay una señal de alerta, como sociedad hemos descubierto que, a largo plazo, eso puede afectar las relaciones laborales, crear un ambiente de competencia, predisponernos al fracaso y dañar la confianza.

2.- Se atribuye todo el crédito por un trabajo en equipo

Trabajar en equipo significa que se requieren dos (o tres o cuatro) para alcanzar los resultados. Pero si tu compañero no reconoce tu contribución, no es de confianza. Atribuirse el crédito por un trabajo que no hizo solo demuestra una verdadera falta de respeto hacia ti y hacia tu talento.

3.- Habla mal de los demás

Tu mamá te enseñó que todo lo que hacemos o decimos se regresa, y esa precaución también se aplica al ambiente laboral: si tu compañero está propagando secretos o chismes sobre otra persona con quien trabajan, existe una gran posibilidad de que hará lo mismo cuando averigüe algo sobre ti.

4.- Constantemente adula a los superiores

En la escuela, a nadie le agradan los delatores ni los consentidos… y no cambia mucho cuando crecemos. Aunque relacionarte con los demás puede expandir tu carrera, si tu compañero siempre está tratando de opacarte ten cuidado porque no dudará en traicionarte. No puedes confiar en alguien que esté enfocado en quedar bien con los jefes aunque dañe la relación con sus compañeros ¿Por qué? Porque a esa persona no le importará “vender” a los demás con tal de quedar bien.

5.- Ya traicionó a alguien más

Todos cometemos errores, y nadie conoce las verdaderas causas del fin de una amistad excepto las personas involucradas. Pero si tu compañero fue hostil con alguien que ya no trabaja con ustedes, quizá no quieras tenerlo de tu lado. No solo será difícil generar confianza, sino que tener que cuidarse todo el tiempo creará un ambiente laboral incómodo.

Por último, una persona que no valora nada se venderá por absolutamente todo. Cuando un compañero de trabajo hace lo que sea para obtener un ascenso, se crea una anarquía laboral donde cada uno sigue sus propios valores. El que alguien doble las reglas para alcanzar sus metas es una señal muy fuerte de que no es digno de confianza

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here