Los sindicatos industriales italianos FIOM y FIM han anunciado hoy mismo que la producción en diversas plantas de Maseratien Italia se detendrá durante el periodo vacacional de navidades para reducir (o no incrementar) el stock del fabricante. Tanto Maserati como FCA han evitado pronunciarse al respecto, tal y como aclaran desde Automotive News.

Según estos sindicatos, los parones de producción tendrán lugar en las fábricas de Grugliasco, Mirafiori y Módena, y durarán desde ahora hasta mediados del mes de enero. Al parecer, el principal motivo para detener la producción es la desaceleración de las ventas de la marca.

La planta de Grugliasco, donde se fabrican los Ghibli y Quattroporte, retomará la producción el próximo 15 de enero, tras un parón de cuatro semanas que comenzó el pasado día 15 de diciembre. El año pasado por estas fechas la fábrica echó el cierre durante tres semanas.

Según Federico Bellono, responsable de la FIOM en el área de Turín, no está claro si los parones en la producción son una situación temporal debido al frenazo de las ventas en el mercado chino o si bien es una bajada estructural del volumen de ventas. La compañía ha asegurado a estos sindicatos que las autoridades chinas han creado una legislación que regula la relación entre los fabricantes y los concesionarios, prohibiendo entre otras cosas la imposición de stock por parte de las matrices.

Fuente. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here