El zoológico británico tiene un método poco tradicional para ayudar a aquellas personas que temen a las arañas.

Se trata de un programa impartido en el zoo de Londres en el que los especialistas procuran convencer a los participantes, a través de hipnosis y contacto físico con las arañas, de que la convivencia entre ambas especies es posible. Aseguran que sus técnicas han dado excelentes resultados en más de 5.000 personas.